5 consejos de productividad para traductores (II)

作者: November 11, 2016 部落格 沒有評論

Siguiendo nuestra serie de artículos sobre productividad para traductores, hoy volvemos a reunir una pequeña selección de consejos que pueden ayudarte a mejorar tu manera de trabajar. Si quieres ser más competitivo frente a tus compañeros de profesión o simplemente traducir más palabras en menos tiempo, y con menos esfuerzo, no te puedes perder este artículo.

  1. Encuentra un espacio de trabajo adecuado

El entorno donde trabajamos es un factor crucial para nuestra productividad en cualquier tipo de profesión. Aunque cada traductor tiene unas preferencias personales a la hora de configurar su espacio de trabajo, los expertos suelen coincidir en una serie de características comunes: una habitación con buena iluminación, climatización adecuada y alejada de interrupciones puede ayudarnos a ser más productivos. También es importante elegir una silla y una mesa ergonómicamente adecuadas así como seguir unos hábitos de postura saludables. Tanto si trabajas en casa como en una oficina, encuentra un lugar cómodo que te permita concentrarte al máximo posible, seguro que notarás rápidamente una mejora considerable en tu productividad.

  1. Organiza tus recursos para tenerlos a mano

¿No recuerdas en qué carpeta guardaste esa memoria de traducción que tanto necesitas ahora? ¿Llevas más de 20 minutos buscando un glosario en línea que consultaste hace un par de semanas? Para mejorar nuestra productividad, siempre es aconsejable organizar y tener a mano las herramientas que vamos necesitar para cada proyecto. No hay una única manera de organizar nuestras herramientas de trabajo: puedes guardar como favoritos en tu navegador web los diccionarios y bancos terminológicos que más consultas o crear un sistema de carpetas coherente para tener localizados todos tus archivos, por ejemplo. Sea como sea, el orden siempre es un excelente aliado en nuestro trabajo.

  1. Determina el alcance de cada proyecto

Si no concretamos con nuestros clientes cuáles son sus necesidades concretas antes de comenzar un proyecto, puede que acabemos haciendo más trabajo del estrictamente necesario, y que nuestro esfuerzo no tenga compensación de ningún tipo. Estas son algunas preguntas que puedes plantarte: ¿te han pedido que revises las coincidencias del 100% en una traducción? ¿Solo tienes que verificar que no existen errores ortotipográficos en tu tarea de revisión, o realizar una mejora estilística profunda del texto? Por el contrario, si el cliente considera que nuestro trabajo ha sido insuficiente, no solo dañaremos nuestra reputación profesional, sino que quizá tengamos que rehacer nuestro trabajo para solventar nuestras deficiencias, lo que perjudicará seriamente a nuestra productividad. Si quieres ser más productivo, ajústate al alcance de la tarea que te asignen, ni más ni menos.

  1. Reduce las reuniones y consultas innecesarias

student-849825_1280Aunque siempre es conveniente no dejar cabos sueltos, como comentábamos en nuestro anterior punto, hay que intentar no bombardear a nuestros clientes con consultas innecesarias o cargar nuestra agenda de reuniones insulsas que no nos ayudan a avanzar en nuestro trabajo. Posiblemente, el cliente no tenga preferencia sobre algunos aspectos «técnicos» de nuestra traducción, por lo que es preferible tomar una decisión justificada e informar de tus elecciones en la entrega. Del mismo modo, reunirse con todo el equipo implicado en un proyecto de traducción cuando no hay novedades destacables tiene poco sentido. Para evitar estas situaciones, lo mejor es seguir nuestra recomendación anterior y fijar tareas, criterios y resultados antes de comenzar a trabajar. Las interrupciones se reducirán considerablemente y podrás ser mucho más productivo.

  1. Aprovecha los momentos de poca carga de trabajo

No podemos negar la importancia de un buen descanso para rendir mejor en el trabajo, pero eso no implica hacer el vago siempre que se tiene la oportunidad. Aprovechar todas esas horas «muertas» dentro nuestro horario laboral para poner todo en orden, puede ser determinante para rendir mejor en momentos de mucho estrés. Puedes contestar a los mensajes menos urgentes, verificar que la facturación está al día, intentar captar nuevos clientes o simplemente hacer una copia de seguridad de tus archivos. Elijas lo que elijas, cualquier tarea puede ayudarte a evitar imprevistos en el futuro y estar preparado para lo que pueda llegar. ¡Aprovecha el tiempo!

Follow us in Social Media:

Twitter: @localconcept1

Google+: https://plus.google.com/+LocalConceptUS

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/localconcept/

Facebook: https://www.facebook.com/Local.Concept.Inc/

Recursos

What do you think of this post?
  • Awesome (0%)
  • Interesting (0%)
  • Straight (0%)
  • Boring (0%)
  • Dislike (0%)

Leave a Reply