Parte II. Herramientas de control de calidad

作者: June 21, 2016 部落格 沒有評論

Tal y como se mencionó en la entrada publicada el pasado 7 de abril aquí, la calidad se ha convertido en una especie de piedra angular en torno a la cual giran todos los servicios –traducción incluida–. En esa entrada se esbozó grosso modo la definición de calidad aplicable a nuestro sector, y hoy detallaremos algunas de las herramientas que usamos en Local Concept para poder ofrecer un producto seis estrellas.

Calidad en el proceso de selección

Desde mi punto de vista, creo que no existe mejor herramienta de calidad que el simple hecho de contar con un lingüista dotado del conocimiento especializado en la materia. Por ello, el proceso de selección es clave a la hora de asegurar la calidad en cualquier proceso lingüístico.

Dicho conocimiento especializado –o Subject Matter Expertise como se conoce en inglés– es el primer peldaño en la escalera cualitativa; y de ahí la importancia de contar con un traductor y un revisor expertos en ingeniería aeronáutica para tu proyecto de búlgaro, y no en ingeniería mecánica, por muy similares que parezcan a primera vista.

Filtros de calidad propios

El segundo paso en esta escalera cualitativa sería el propio filtro de calidad que cada lingüista se establece para todos sus proyectos. Como dice el refrán, «cada maestrillo tiene su librillo», así que no hay mejor «revisor» que uno mismo. En este sentido, y a pesar de lo absurdo del ejemplo, si uno sabe que suele escribir empelado en lugar de empleado, deberá prestar más atención a este tipo de despistes.

CalidadHerramientas de control de calidad

Tras llevar a cabo los filtros personales comentados en el párrafo anterior, pasaríamos al tercer peldaño de nuestra escalera: las herramientas de control de calidad. Cada proveedor lingüístico es un mundo, y los métodos y procesos difieren –o quizás no tanto como pensamos– de unos a otros. A continuación enumeramos algunos de los más comunes.

Indicadores de calidad

Suelen ser tablas en formato Excel basadas en algoritmos matemáticos –más o menos– justos en función de un número determinado de palabras; contienen una explicación de la tipología de error que un revisor se puede encontrar, así como la gravedad de los mismos; y suelen presentar un resultado final del tipo aprobado/suspenso. Útiles en determinados proyectos, aunque en ocasiones algo ineficaces para que el traductor o revisor aprenda de esos errores y mejore su faceta lingüística.

ApSIC Xbench

Software con versión gratuita y de pago que todo traductor debería incorporar a su modus operandi. Muy útil en lo referente a despistes, incoherencias en el texto traducido, dobles espacios, palabras repetidas, incoherencias terminológicas respecto de un glosario aprobado, formato, cifras o etiquetas, entre una infinidad de opciones personalizables. Y con la posibilidad de exportar un informe para brindar retroalimentación. Un indispensable.

QA Distiller

Según muchos expertos en el sector, la herramienta más avanzada en revisión de textos gracias a su elevado nivel de adaptación. Además de todas las opciones enumeradas en la herramienta anterior, cuenta con la ventaja de poder modificar los archivos directamente desde su interfaz y solventar múltiples errores en lotes, ahorrando tiempo en abrir y cerrar documentos bilingües. Otro indispensable.

2nd Source QA

the-subject-matter-expert-advantageAdemás de ciertos trucos que nos guardamos en la manga para mantener la calidad (¿acaso Coca Cola reveló su receta?), en Local Concept contamos con un filtro adicional en todos nuestros proyectos.

Nuestro personal del departamento de Talent Liaison, se encarga de elegir de forma aleatoria cualquier proyecto en el que se haya colaborado y someterlo a la revisión de un tercer lingüista no implicado en el proyecto. Se trata de una revisión objetiva basada en una serie de parámetros bien definidos en función del proyecto cuyos comentarios son reenviados al traductor o revisor para su análisis y futura aplicación.

Te gustará saber que el mes de mayo nuestro porcentaje de aprobados en estas revisiones independientes fue del 89%. ¡Lo olvidaba! Nuestros traductores internos también se someten a este 2nd Source QA. La calidad no entiende de tratos preferentes.

Errare humanum est…

En Local Concept, creemos que la traducción es una ciencia humana, en el sentido más literal de la palabra. Por ello, somos conscientes que todo lingüista tiene el derecho a equivocarse. Pero como ocurre en la vida, hay errores y errores. Errores aceptables serían no haberse cerciorado de que dos documentos del mismo proyecto estaban estrechamente relacionados; por el contrario, inaceptable sería un error ortográfico o un error gramatical, sobre todo teniendo en cuenta la gama de herramientas actuales que solventa este tipo de «despistes».

…sed perseverare diabolicum

Ahora bien, si decidimos que la retroalimentación recibida siempre es negativa y nunca constructiva, pocas veces surtirá el efecto deseado. Desde Local Concept, creemos que el hecho de proporcionar –y recibir– este tipo de cometarios es un proceso sin principio ni final: empieza por nuestros clientes y sigue por nuestros lingüistas (o viceversa), pasando por los propios empleados de nuestras tres oficinas. Un círculo que nos hace mejorar y del que intentamos aprender en cada ocasión. De lo contrario, Cicerón tendría razón, y seguiríamos perseverando en el error.

Hoy hemos visto algunas de las herramientas que usamos en el sector. Sin embargo, la calidad no acaba aquí; si estás impaciente por conocerla de primera mano, ¿por qué no nos contactas?

Follow us in Social Media:

Twitter: @localconcept1

Google+: https://plus.google.com/+LocalConceptUS

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/localconcept/

Facebook: https://www.facebook.com/Local.Concept.Inc/

Firma David

What do you think of this post?
  • Awesome (100%)
  • Interesting (0%)
  • Straight (0%)
  • Boring (0%)
  • Dislike (0%)

Leave a Reply